mardi 30 novembre 2010

Max Rojas: El turno del aullante, poema II.

II


No he podido morir porque empezó a llover anoche,

pero, a decir verdad, ya no me duele aquello

tanto como entonces, ya no me tumba tanto el cuerpo

como antes. No he podido llegar, pero no importa:

han sucedido cosas a todo esto: nacieron gentes

y vinieron visitas y pasaron tranvías largos como la noche;

mi único traje se volvió ceniza, mi triste hueco

se largó a paseo, me atardeció de pronto,

no sé, sin enterarme; luego empezó a llover y no hubo tiempo,

no hubo manera de llegar a parte alguna; me encontré

de repente sin memoria, y olvidé todo aquello que me hería.



Debo decir que era una lluvia oscura la de anoche

(no sé si me entendáis, quiero decir que era una lluvia

venida de muy lejos, venida desde debajo de la tarde

como un montón de niebla sollozante, como un grito;

no sé si me entendáis, era como mujer que llega a despedirse);

debo decir que era una lluvia fría la de anoche,

un encontrarse de pronto en un espejo, llamando a no sé quién

con qué silencio, llamando a no sé quién con qué alarido.

Debo decir que era una lluvia hosca de anoche.







No he podido morir pero no importa. Me quedan otros trozos

de pellejo y otros dientes, y a lo mejor mi traje funeral

no está bien hecho. Olvidé tantas cosas desde anoche

que olvidé que mi cuerpo estaba roto y ahora está

no sé dónde, cayéndose de olvido; de esto, a veces,

me acuerdo con nostalgia; salgo por él gritando

como un loco, y acabo sin remedio tropezando.

Debo encontrar un cuerpo que me aguante: mi único traje

se volvió ceniza, y no me queda piel con que ir a mis entierros.



Para decir verdad ya no me duele aquello como antes.

Tengo recuerdos de mujer trozándome los labios

y ganas de llegar a alguna parte. No sé si me entendáis:

es un poco de polvo que me aguarda, un montón de silencio

que me espera. Traigo recuerdo de mujer crujiéndome

en los huesos y un hoyo, aquí, que me lastima.

No he podido morir, pero no importa:

desde anoche me duele el esqueleto,

y eso quiere decir que estoy llegando.



Han sucedido cosas, a todo esto: murieron gentes y se fueron

visitas y pasaron noches largas como tranvías y anocheció

de pronto, no sé, sin enterarme; yo me encontré metido

en un espejo (debo decir que era una lluvia fría,

decir que era una lluvia que golpeaba), llamando a no sé quién

con qué silencio, llamando a no sé quién con qué alarido,

con qué ganas de llegar a alguna parte.



Ya no me crece yerba en el olvido; me acostumbré, sin duda,

a tanto oscuro, y a lo mejor mi traje ya está listo:

es cosa de buscar en los armarios donde mi cuerpo,

a veces, se refugia.

Podría añadir algunas cosas, pero, a decir verdad,

aquello ya no duele como entonces.

Traigo recuerdos de mujer siguiéndome los pasos

y un hoyo aquí, bajo la piel, que no lo aguanto.

lundi 29 novembre 2010

Enfermizo.

Atravesar una gran nebulosa de gases y avispas
una regiôn desêrtica
anhelando:
no se necesita permiso ni lienzo para viajar hacia tu origen lâcteo
se ha podido sobrevivir en la clandestinidad
se han dicho tantas cosas del olvido
que esta tarde he decidido fugarme a tus fanales
no pondrê resistencia contra los muros que florecen
vivir en una casa que bombea y bombea
una casa asquerosa que tirita
siendo ilegal, burlândome del trâmite
birlando tus nutrientes.

dimanche 21 novembre 2010

L'état seconde.

Me he dado cuenta del trance al cuâl deben someterse mis alimanias, estas criaturas afeminadas deben de doparse con algo, debe de haber una sustancia para disolver la fricciôn que existe entre ellas, para diluir ese letargo en el que estân desempeniadas y ponerlas ya a trabajar, duermen en su madriguera todas como topos asquerosos, unas encima de otras, ya todas las noches, todos los dîas, estoy harto de su dejadez, de su holgazanerîa, estoy harto de estas bestias huranias no despierten, y no quiero recurrir a la magia antigua y falsa, al viejo truco del conejo, tendrê que golpear mi cabeza con una cacerola, o esperar de igual forma, frustradamente como lo he hecho hasta ahora, a que les de hambre a las flojas y se pongan a rastrear a la presa, otra pobre desdichada bestia, pero con êsta hay que tener cuidado, sino se ofende y se va y deja a êstas otras todas hambrientas, quê difîcil es la poesîa queridos amigos.

samedi 20 novembre 2010

Muslos verdes, musgos, liendres.

En estatus anfibio, de sapo insurrecto
localizo debajo la trinchera.
Paredes despellejadas, llenas de manchas porque algo repta
porque las lagartijas se escandalizan
y cachetean la gravedad
si el amor no cuaja, huyen del asco
y por eso las paredes se llenan de nociones
de huellas y testimonios reticentes sin esfînter.
Dejarlo por la paz, mejor
y salir a oler las frutas podridas
y que los lotos sigan ahorcândose
y que los sapos oreên sus papadas soberbias.

jeudi 18 novembre 2010

Zinc.





Zinc.

Cerdo, para ti muy el otoño en los árboles
En colores mostaza de hojarasca
Para ti muy el otoño, neófito cerdo
Otoño en esqueletos bifurcados
En naturaleza muerta
En cuerpos inertes florales, paisajes desgreñados
Facilísimo detectarlo, ¿no?
Pues fácil decirlo.
El otoño se percibe en los flujos oculares
De las chicas vestidas de negro
En sus miradas de vacas sentenciadas
En sus ombligos secos
En sus pómulos maduros
Hay algo en las chicas vestidas de negro
Que promulga la debacle del verano
Y excita lubricando la nostalgia al cien
Algo como de frutas secas
Como de pezones erguidos
Esperando los fríos helados del norte
Para desprenderse de un cuerpo blanco
De unos cabellos halados y absolutamente rojos
Algo como de pasas secas y caricias deshidratas
Como de miradas que se ensanchan en el infimo destino
Y no vuelven por temor a rizarse.

Cuando me hablan del destino...




Yo era un capo en el ambiente,
derrochaba adrenalina,
me presentaba en Corrientes,
tenía palco en el Colón,
manejaba un convertible,
no escatimaba propinas,
las quimeras imposibles
de otros eran mi rutina,
no había nacido la mina
que me dijera que no.

Pero pucha, un un veintinueve
de aquel febrero bisiesto
me vi pernoctando un jueves
en un banco de estación,
sin más ajuar que lo puesto,
ni credit card, ni cobija.
Las ratas que huían del barco
del retrato de mis hijas
me afanaron hasta el marco
creyendo que era art decó.

Las coristas y las farras
se esfumaron con la guita,
los muchachos de la barra
no me echaron ni un piolín;
Charly no tuvo un detalle
ni Fito un “¿qué necesitas?”
cuando, al cabo de la calle,
rompí mi caricatura,
ni el camión de la basura
tuvo un jergón para mí.

Disqué el movicón amado
de una gatita de angora,
“no moleste a la señora”,
contestó el contestador.
Y aprendí que estar quebrado
no es el infierno del Dante,
ni un currículo brillante
la lámpara de Aladino,
cuando me hablan del destino
cambio de conversación.

Espejismos rosicleres
ya no me fruncen el ceño,
ni me cobran alquileres
las mujeres que olvidé,
bajo el sol que me apuñala
vivo sin patria ni dueño,
como el aire lo regalan
y el alma nunca la empeño
con las sobras de mis sueños
me sobra para comer.

¿De qué voy a lamentarme?,
bulle la sangre en mis venas,
cada día al despertarme
me gusta resucitar,
a quien quiera acompañarme
le cambio versos por penas,
bajo los puentes del Sena
de los que pierden el norte
se duerme sin pasaporte
y está mal visto llorar.

Joaquin Sabina.

mardi 16 novembre 2010

mardi 9 novembre 2010

jeudi 4 novembre 2010

Sombra equîvoca.

Por error, al salir del castillo de tu sexo, tomê la sombra equivocada, una sombra diminuta, despuês caminando por el barrio me percatê de ello, pero ya no importô, porque la sombra se amoldô entre mis hombros, quiên sabe que sucediô con la mîa, quiên sabe quiên se la llevô.

Compromiso de atrofiarse; hay lenguas que jamás debieron salir de casa.

Compromiso de atrofiarse; hay lenguas que jamás debieron salir de casa.


El joven de las gafas modelo piloto, compradas en la calle Obregón por treinta pesos, en este preciso plano, en un plano profundo, en un encuadre atropellado y de filtro ola medio marrón ola medio pardo, navega trastabillando por los pontos salvajes de una ciudad intempestiva, una ciudad de alta minusculidad y exasperación para los adictos a los ocasos como de ráfaga o cabellos negros y halados, abiertos a la contaminación y el trance urbano. El joven con sus gafas sedientas le dice a la chica Alemana que se cansa de la estabilidad de los libros de poesía, que se cansa de cazar metáforas al borde de un canal eterno, un canal burgués de soslayo que no conoce accidentes rimbombantes, le confiesa que se va en cuanto pueda a Lisboa por la mujer que soñó hace ya algunos meses, que lo esperaba en el puerto, con una balsa de madera, y quizá un amigo poeta en la calle de los Dorados, pobre, ebrio, como él, pero amigo al fin y al cabo, o una alucinación, una ventana al pasado iracundo de la inexistencia, y la chica Alemana le toca el hombro, incrusta su mirada en la ignominia de él le da un abrazo como una gata abraza a su hijo esquizofrénico y siguen caminando en la calma inquietante de esa ciudad vegetativa. El joven se ve así mismo en un cuadro obtuso, entre cuatro paredes, atorado, inconcluso, frustrado, silbando durante todas las aves, se exige movimiento, le exige a sus letras paralíticas y burdas un suspiro agónico , piensa: ¿Qué hace un pedazo de barco en un flujo desértico?

lundi 1 novembre 2010

Sorcière.





La muerte: una mujer de tez blanca, con cabellos naranjas como de lavas noctunas, como un sol exhalando también de noche, como una bola que aniquila a los abatidos, una mujer en un vestido de pârpados, una mujer sin maquillaje, pecosa, de piel sensible, tîmida de sustancia espesa, de crîmenes escarlatas y rastros insoportables.

lundi 25 octobre 2010

Del sueño a la poesía.





Tal vez sonambulismo u onirismo u onanismo
Lo cierto es que fecundas mi hueco.
Modorro raspo estos versos
En una espalda que declina hacia la síncope
Hacia el velo, hacia la narcosis de figuras mutiladas
Y paisajes elásticos de filias, de filias al sueño.

vendredi 22 octobre 2010

Des Jours de grève.

Dîas en que el pasado ladra de lejos, dîas para actuar o estar en la modorra viendo la hiperrealidad desde un filtro empaniado, frenando las volutas sin poder detenerlas, dîas para escribir el libro eôlico, el libro escrito en labios de gusano, el libro de los pioneros cribados, el libro de los veteranos que vuelven a la guerra sin un brazo, porque hemos vuelto a la pelea, estamos a punto de maniatar al letargo en el que escribîamos por la noche y en silencio poemas largos como vîas oxidadas, poemas que hablaban de la inasibilidad de los fangos, poemas que trataban de roncar pero que sôlo crepitaban frâgiles y sin motivo, poemas que decaîan en si mîsmos y defecaban nubes elêctricas, pero no suponemos un despegue, sino un viaje horizontal, un viaje confrontando las armas magentas, los ritos de la nieve, los amores hipotêrmicos por asî decirlo.

Bosquejo II.





Bosquejo II

Caos, un vientre desgreñado a puñetazos
Ráfaga, corpúsculos de ombligo enhiesto
Plumaje, ático de artista estéril.
Situemos la fricción hueso con hueso
El roce de una lengua vertebrada con un mûsculo ôseo
Como una relamida del océano
En las faldas de un faro intermitente.
Ubiquemos esa inercia de fantasma
Plagada de violencia yerta
Como dos cuerpos entumidos
De tanto merodear ciertos vacíos foráneos.

Me niego a recaer, me niego a recaer.

vendredi 15 octobre 2010

Bosquejo.

Te imagino desnuda, con botas sin agujetas
Con los labios mordidos y los parpados negros
Te imagino desnuda en un colchón viejo,
Tienes frío, alguien se duerme imantado a tus pechos
Es la noche metálica del D.F.
Piensas en mí, no piensas
Piensas en los rombos negros de mi suéter.

jeudi 14 octobre 2010

Los Renacuajos.




Los renacuajos.



No me verás caer hacia tus grutas
Hacia tu víscera frondosa y seductora
Donde suelen desplomarse los engendros.
No me verás ceder a la implosión rotunda
De tus húmedas auroras
Ni sentirás mis labios empapados con tu flujo rupestre.
No sangrarás mi arrebolada convulsión
Mi linfa taciturna que no hiende
Tampoco rozaras con el aullido que desgaja tu desnudo
Ni sanara el silencio, aún sinfónico, grotesco.

Tengo un enorme corazón escurridizo
Un explosivo capaz de reventarte la tarde
Para crear raudales ovalados por donde puedan
Circular los rebosantes y felices renacuajos
Y colarse entre los dedos de tu noche descalza
Descalza y tibia
Y al final filtrarse en tu delirio inextricable
Sin alertarte.

Embarrarás colores a lo loco
Al borde de tus sesos grisáceos.
Esculpirás con el trépano
En forma de luna fragmentada
La bóveda de mármol podrido
Debajo del miedo craneal y psicodélico
Del horror policromado que pernocta.
Desempolvarás aquellos óleos
Con olor a bosta
No sin antes apagar tu lumbre
Tu incendio verdusco y jadeante.
Serás tan turquesa y turbia
Que sólo serás para las vacas y los grillos luminosos.

dimanche 10 octobre 2010

Sehnsucht.

Para La Paquita.

Sehnsucht.

Le truc anida en glîglîco
Por ejemplo, violáceos los lindes, por ejemplo
Paroxisticando
se dota de perfume al deplorable
las mujeres imposibles acostumbran lunar
entre los muslos o los cuellos boreales
Melancoloide
El formatosfo chilla pero el llanto
No arriba a las aureolas
Se debe lavar uno las entrañas
Por si el veneno nos agarra en cuclillas
Nebulosaurios
La levedad es coja
Cobardes los pechos y las alas manchadas
Sépase limpiar la noche pulcra y legamosa
Ha dicho tanto el fuego acerca de mujeres inflamables
Chisgueteando
La neblina huele a pamplemusa irritada
A turno de graznar como pelícano en la dársena
De pubis venusiano
Nostalgiquement
Cortazear últimamente nos pone los falos de punta
Quien fuera erizo cromado
Metamorfoseando entre medusas lacrimosas.

samedi 9 octobre 2010

Los Lirios Oxidados.

Al Margen de un Libro de Belano, Bajo Monument Aux Mortes.

Dónde esconder la carne de facciones y gestos?
Cómo incinerar lo de por si ya fúnebre, lo escupido?
Mitigo voces carcomidas como queriendo empolvar
Aquellos labios, cuál casa estrecha
Cuál recóndita sustancia ígnea, inmune a la nostalgia
Suscrita por los búhos arrabaleros.
Alguien llora al final de la fábrica
Avergonzado de vergüenza, de cronómetro maltrecho
Y el presidiario más obeso
Cava un túnel tan oblongo, que sólo los huesos lastimeros
Los más grasosos y sangrientos,
Se cuelan como insectos ágiles huyendo del susurro más frío:
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
El de los lirios oxidados.

vendredi 8 octobre 2010

La angustia ladraba y ladraba...

Afuera pinche marabunta saturada de pudismo, pinche parvada rabiosa de turbinas impotentes que se empeñan en cortarse los labios de tajo, Afuera empapados, charcos inefables, arroyos fluorescentes de uránicos orines, afuera se castigan las ventanas, existe el eco como respuesta escandalosa, la imbecilidad persiste debatiéndose entre cables y edificios voraces, Mayo de Paris alucinando en Santa Tere, a Juana le angustia el silbido de su estirpe, se expande y se contrae el panorama asemejando un diafragma circense, un pómulo excedente en maquillaje de payaso, una costra cavilante es el paisaje, llega la noche y nosotros, estampida salvaje de criaturas puñeteras, noctívagas obleas de sombra cuajada, revoloteamos como globos, guajolotes dopados con nostalgia humedecida de selva chiapaneca, nuestra patria son palabras como topo y escondrijo, tubo-esófago, mi Nadja Putosky, mi Mruja tuerta y manca, me acalmbre con tus anguilas furiosas, qué debo decir sobre la noche teporocha-efervescente dueña de los infras, quê gemir sin cogote ni tinta, sin pulque ni chupafaros, Don León Chávez Teixeiro hierve en la casuela, en la estufa de gas mostaza cuecen de a poquito los frijoles, viene madrugando el párpado, mi lagañita en la sopa de cebolla, huyamos del tufo irrisorio de este ardor hueledenoche, Santa Tere y San Juan nos esperan con las cloacas y las piernas abiertas.

QUIÉN SINO TÚ DE MARIO SANTIAGO PAPASQUIARO

QUIÉN SINO TÚ

Sigo vivo nada más por ti / poesía desgreñada
revólver menstruante
ronroneo escupelunas
asfalto de plasma
licuadito de semen
molcajete tiernísimo
madreadora de leyes
microbús al vacío
carterista de almas
Sólo a ti te he visto nadar en el piso
Sólo a ti te he visto rajarle el hocico a los aires
Tu mirada de atole de arroz & tamal calientito
me ha jalado imantado puesto en órbita
/ con mi boca de vértigo explorando tu clítoris púrpura /
tu voz bailadora : tus gestos de trompo
Me he graduado en tus besos de risa
En tu vientre he aprendido a deshuesar al veneno
& a montar mis bisontes
Ayer pantano / hoy pradera
como huazontle capeado & manglar salto en boca
me ha crecido el silencio
Me he arrancado la mente / he chupado sus charcos
Sus acociles : sus lirios : sus chinampas en fuga
me han secuestrado hasta el vuelo
En cada gota de mí / en cada pocillo / en cada tejita
es tu sombra solar: tu fuego avispado el rumor que se oye
la maraca el güiro el violín de entusiasmo que mi aliento
proyecta milotebaldíodesuerte/elcabelloconquelazosaltolacuerda
pego la roña / tejo mis filos: mi guirnalda de puentes /
mi apuesta de flotantes sentidos
A toda pezuña de liebre / a todo pulmón en cubeta
& al pulso: al pulso-resorte & rentoy de todo ser-estallido
& todo cabalgar-fumarola.

lundi 27 septembre 2010

Vómito 6 am

Vómito 6 am

En seco, hay una telaraña de asco
Algo fóbico y fugaz
Algo de repudio a la distancia
Algo en las órbitas, de cansancio
Los años que no entienden
La angustia que no cesa
No sé nada de ti desde que me decidí
A profanarte
No puedo terminar el día, no puedo
Ni siquiera estos párrafos enjutos, huérfanos
Sueño frío
Sé que afuera me olvidas, lo sé
Exhaustivamente

dimanche 26 septembre 2010

L'escargot, une campre.

Un éclair intensifie l'amour végétatif
l'amour lent
l'amour parcimonieux des créatures huileuses
et l'effet de cet amour graisse
il électrifie les ailes naissantes de l'escargot
pour le transmuer en vapeur fumante, salée.

vendredi 24 septembre 2010

Confesiones Lamentables.






Confesiones Lamentables.

A causa de afirmar frases cadavéricas
Ya ni siquiera putrefactas
Sino palabras óseas
A tu oído, a tu oreja ombligo
Cartilaginosa, enrojecida
Proposiciones inertes y chocantes
Ridículas, irrisorias
Como oraciones compuestas
Por una percusión asalariada
De tumba y cráneo
frase de calaca
verso de falange tendido al aire
como la ropa humedecida que vestía tu recuerdo.

mercredi 22 septembre 2010

A mi Madre.

Anestésiame.

El temor al crepite
la casa que diluvia por dentro
los ecos melodiosos del miedo
que incitan al fracaso
los pasillos disueltos
las miradas solubles de la abuela
la dosis inexacta de tiempo
la angustia con fragancia farmacéutica
la bata que asemeja una risa compasible
a su vez apaciguante
sedando el pánico
el miedo huye
se larga de los ojos de la abuela
el viento se agrieta
de sus grietas una imagen barbitúrica
risueña, el polen, la delicadeza
Ninos ebrios y felices
Brincando por la casa que mejora.

mardi 21 septembre 2010

Multiculturalidad.






Es tiempo de que la ciencia tome en cuenta mi opinión:
Que los científicos locos con sus sierras febriles se pongan
A despedazar a todos los humanos que habemos en el mundo
Y al azar zurzan brazos, cabezas, miembros, piernas
Sin importar sexo, religión, color, tamaño, edad, estado civil,
Preferencia sexual…sería bello en verdad ver el ensamblaje de
un huichol con un neonazi, de un niño palestino con una rubia escandinava
serîa arte y ciencia en su mâximo esplendor
oh qué belleza, solo triunfaría el amor…SI SI

lundi 20 septembre 2010

Sombra al borde con Leopoldo Marîa Panero.





Íbamos Leopoldo María, Julián de la Atlántida y yo por el barrio de Saint Aubin hablando sobre la decadencia de la esquizofrenia, deleitándonos con las putas africanas joviales en las aceras recién lloviznadas, saludándonos con gestos lamentables y chimuelos, cuando al otro lado del puente divisamos la sombra inconfundible de Andreu, esa sombra con algunos pincelazos agridulces, intempestivos pero cabronamente violentos, esa sombra que cuando uno se le queda viendo durante un tiempo relativamente prolongado se le viene a la memoria la imagen grumosa de un marinero varado en el ártico, de un pirata rengo, porque la silueta de los marineros antárticos a uno lo llena de escalofríos inmediatamente, y la de él es todo lo contrario, no contrario, pero difiere del frío nórtico.

El caso es que Julián con su bastón de caramelo, con el gancho de su bastón alcanzo a sujetar por el pellejo de la sombra al buen pintor Andreu, antes de tirarse rumbo al vacío, pero no a ese vacío poético, hermoso, sino al vacío de los beatos, de los cirqueros que sueltan el trapecio, y le tendí mi chaqueta italiana y le secamos las lágrimas con Kleenex olor a durazno y nos lo llevamos al bar Limbo a beber orujo para que los labios y las falanges no le temblasen más, cuando en eso llego Oliverio, Che, qué tenés boludo?, le dijo, dejate de boludeses que le vamos a reventar el orto con un barreno a la muy puta, y en eso se fueron los dos, esas dos sombras inseparables y ya no los volví a ver más, hasta que apareció en el periódico unas semanas después una esquela que nada tenía que ver con su muerte, pero que me anunció el peligro de sus marejadas.

Después se fue Julián todo borracho, y Leopoldo María y yo, como siempre, nos fuimos sin pagar la cuenta y caminamos por la Saint Exupery, nos quedamos recostados en la yerba junto a las vías escuchando el barbitúrico chirrido de los trenes, de las locomotoras extintas e imaginando que ellas cargaban con parvadas de esquizofrénicos cobardes, no como los de antes, capaces de arrojarse a la vías, de arrojarse al vacío fofo, a la nada, no al vacío poético, hermoso, cuyo magnetismo invita al narcisismo, al egocentrismo del poeta deplorable.

dimanche 19 septembre 2010

Prototipo de un seductor en la penumbra.

Habrá que estructurar una mujer sin ombligo
Una hembra sin voltaje ni sexo
Habrá que desdeñar lenguas, líquidos eléctricos
Y maquinar una mujer impenetrable
apenas visible
Capaz de segregar todo su centro, su magma inocuo
Por las rendijas de sus ingles hambrientas
Por la bóveda porosa de su abismo perfumado.

vendredi 17 septembre 2010

Antisensibilidad.

Se sabe de propia fuente:
Los fantasmas fornican, imantan, jadean, hibridan, encuentran, destilan, violentan
Fusionan, zangolotean, muerden, gimen, orgasmean, excitan, susurran, aman, lloran, prometen, sueñan, fuman, al rato duermen.

jeudi 16 septembre 2010

Ansia de Crustâceo.






El perfume del ajo
El cloroformo del cual se desenganchan
Los zaguanes de la rue delacroix
Aletea como gallo puberto en la memoria.
Es cuando arrojo la fragancia de mis vuelos
Manchando los vitrales y los muros
La cosa gélida radica en los labios de extramuro
En les bristoles y sus olores que me hienden
En la casa de los rostros con angustia
En la obra maestra del pintor crustáceo
Que por las noches se dedica a escudriñar el barrio
en los oleajes grisáceos de los exangües huracanes
que baten mohosos los críticos papayos
En la soledad callejera, el pintor y yo
Nos jugamos la vida en un duelo
En un combate sin límite de tiempo
En la calma densa, forzada sin marítima brisa
Inmolamos cuellos falsos sin siquiera tocarnos.

mardi 14 septembre 2010

Y si no tienes indigencia, pues invéntatela.





La vida estornuda
De su largo hocico espeluznante
La vida caballo que relincha
Y empotra el viento cuajado de mayo.

La vida bronca refunfuña
Bufa y la baba que cae al huerto
Se desfigura en partículas de uranio lácteo
Que causan erupciones en las ingles
De las putas de la rue des chalets.

La vida cabalga hacia los montes futuristas
Y en los peñascos conjeturales
Abundantes de presagio
Envejece antes del magma solar
Patalea ensimismada
Y disfruta de la brisa fresca
Senil y maloliente del ático.

La vida ecuestre
Dotada de zancadas largas como las
De una diva rusa zapateando en un charco
Esa vida que es potro y no Pegaso
Al final de todo termina por unirse
A la parvada de los perros, elefantes y sapos
A la parvada de los cutres enfermos
Del hospital en ruinas.

El Rey De Los Putos.








Y los seguí: los vi caminar a paso ligero por Bucarelli hasta Reforma y luego los vi cruzar sin esperar la luz verde, ambos con el pelo largo y arremolinado porque a esa hora por Reforma corre el viento nocturno que le sobra a la noche, la avenida Reforma se transforma en un tubo transparente, en un pulmón de forma cuneiforme por donde pasan las exhalaciones imaginarias de la ciudad, y luego empezamos a caminar por la avenida Guerrero, ellos un poco más despacio que antes, yo un poco más deprimida que antes, la Guerrero, a esa hora, se parece sobre todas las cosas a un cementerio, pero no a un cementerio de 1974, ni a un cementerio de 1968, ni a un cementerio de 1975, sino a un cementerio del año 2666, un cementerio olvidado debajo de un parpado muerto o nonato, las acuosidades desapasionadas de un ojo que por querer olvidar algo ha terminado por olvidarlo todo.

Auxilio Lacouture.

Amuleto, Roberto Bolaño.

lundi 13 septembre 2010

Flamígeros.






Flamígeros.



Quién desova la sombra y la deja tendida al costado del cactus?

Peligramos como astros huérfanos
Entre pueblos fantasmales y esbeltas magias
- aquellos ranchos nopaleros nos esperan germinando los contornos-.
Gravitamos apaciguando la luz
Con lagañas de polvo y era
Nosotros los costrosos mundos
Arenales lacrimosos sin esfera
Chillando la luz, chopos de luz en nuestros ojos
estalactitas adheridas a los pómulos vacíos.

El desierto nos engaña con sus esófagos seductores
Nos carcome los hombros con sus látigos de hierro
Y avanza hacia nuestros tumbos con
sed de Éter , sed de fluidos mercuriales,
sed de nadar en la grasa de la lluvia
los pueblos del norte se reflejan en tus ojos de oráculo
cada rincón donde anida la danza triste del encantamiento
los pueblos son urracas alzadas en el tendedero
reveladas en un claroscuro
en la sombra lijada de un cactus chihuahuense.

Justo cuando la tarde derrama el rostro hacia otra fase
Despiertan ellos, los tétricos insectos
Que devoran la nobleza del páramo.
Se busca por ende un escondijo, un útero o
El fondo de un sombrero de un viejo mago
De los viejos que descansan hincados por horas
En los pueblos porosos de tu ombligo
El los pueblos de las sierras turquesas y templadas
De tus axilas
En los ranchos nopaleros que nos esperan con parsimonia
Con la misma parsimonia de pueblo norteño
Al ritmo de los viejos magos y los efímeros insectos.

dimanche 12 septembre 2010

La corola ilesa.




La corola ilesa.


Si de esta bomba verdusca, macilenta
Te expulsara en pus o sangre hacia el abismo
Y goteara tu imagen chapoteando, chapoteando
Por el linde ronroneante de mi pecho galáctico
por esta medusa enervada
Que te repulsa rumbo al surco sibilino del hueco
que te custodia entre onirismos marchitables
y no te expulsa
sino este pútrido músculo, insisto
agónico al delirio de tu rostro por dentro…

Si de esta fúnebre granada, putrefacta
Me viera excitado a arrojarte hacia el escombro
Hacia las sienes pululantes de los locos
Y goteara tu imagen, chapoteando, chapoteando
Certera en el salpique tibio del espacio en llamas;
Cuando este globo rojo te vomite toda
Y lata tu rostro muerto entre mis manos agujas
Esos gajos de tu triste máscara, porque oh mujer,
Siempre has sido tan triste acá por dentro
Siempre tu mirada de gata penetrada
Me fractura las siete de la tarde…

Pero si de esta rosa vieja, repugnante, purulenta
Segregase tu veneno con olor a manzano
Y goteara tu imagen chapoteando, chapoteando
No sin antes infectando mis arterias con tu hidráulica angustia
Con tu soliviantada bestia afelpada
Acariciando por dentro mis entrañas
Después la frágil tarde taladrada
Luego huesos, solo huesos.

Fil Souple.




http://www.yifan-cirque.com/


Mi condiciôn estâ ya acostumbrada a tambalear por el mundo, oscilo siempre, me caigo, el abismo no es blando, crêeme amigo...

samedi 11 septembre 2010

Calle Clemente Aguirre




Llegaron las viejas por la tarde a avisarme que habîan muerto los amorfos,
aquellos amigos habitantes de las cloacas que subsistîan a dieta de nostalgia
y desperdicio. Han venido a paso lento, arrasando con el eco del pasillo, a contra luz, con la sombra encendida, y todo lo demâs en simple hueco.

Una frecuencia frâgil me atraganta ahora la nuca, trepa hacîa mi oîdo, balbucea una frase esforzada que me alerta, me atormenta, susurra, susurra, se expande hacia el tîmpano y llega hacia alguna parte quieta de mi asombro. Pronto todo se colma de violencia, de cristal, y alguien con pulso sensible disminuye el voltaje del suenio.

Ha llegado la hora en que las viejas se acurruquen en sus cunas, y yo me preparo para sumergirme en las tripas hûmedas del barrio, a enlutar mis recuerdos de infancia.




Tenîa rato sin una imagen nîtida, la casa, aquêl patio trasero dônde solîamos crecer, la cocina, las tardes por el sâbado, la esquina prohibida, un fôsil cômo refrigerador, una habitaciôn oscura, oscura...

mercredi 8 septembre 2010

Entonces es mejor pactar como los gatos y los musgos.




Sucede siempre, justo a la ûltima pâgina de terminar con un libro, quê me lleno de fobia por el mundo, quê me apresa un pânico inquietante referido hacia la gravedad con que los anfibios se desplazan por los fangos, temiendo que justo en el ûltimo pârrafo, el techo se derrumbre como polvo y jamâs se conociese el final, como aquêl eyaculador que muere justo entre el orgasmo y el suenio y que estâ destinado a deambular por siempre en el limbo sempiterno del ansia, en efecto, en el flujo eterno de su lîbido.

Resulta tan romântica la idea de nunca conocer el final de la historia, por ejemplo, quê delirio ser aquêl que en el preciso instante de finar con un Libro de esos libros âcidos, digamos un libro de Fadanelli o de Sada, a un demonio se le ocurriera implosionar su aleteo sobre el mundo indefenso anteponiêndose al absurdo descenlace. De esta misma forma viene el pânico de bifurcar la lengua, cuando uno tiene aquella sensaciôn despuês de saberlo todo de la bendita decepciôn, la ponzoniosa desiluciôn. Por eso se dice, Volverse sabio para divertirse mâs, y mejor ser el iletrado del barrio, para relamerse al mundo sin cerciorarse de que un paso es una letra derramada.





Toulouse bien, lectura, mucha lectura, comienza a germinar el frijol en lodo, unos cuântos poemas dispersos referidos a aquel olor a manzano, las calles de Toulouse regalan cuadros majestuosos, exactos pero efîmeros,y cuando uno enfoca, cuando uno se dispone a petrificar esos dibujos, desaparecen. Da la sensaciôn de que es una ciudad para el invierno, de que los ârboles esperan el invierno para desistir del letargo profundo en el que yacen. Esperamos yo y mis huesos el frîo con impaciencia, la soledad da tregua, por lo pronto.

mercredi 1 septembre 2010

El Nieto Mârquez, Carrer d'Elisabets, Raval, Barcelona, Noviembre de 1979.


A eso de las ocho y cuarto llegarîa Belano, con la morraya justa para una infusiôn y la cajetilla de rubios; despuês de charlar de la humedad, del clima, del relato de la subsistencia diaria, del estômago entelaranado y la sangre ansiosa de alcohol, de los dientes âmbares y su enfermedad paulatinamente progresiva, pagarîamos la cuenta y saldrîamos a arrastrar nuestros cadâveres entre raval rumbo al puerto, parando un instante en una esquina para procrear el ciclo incesante de la nicotina, para escrutar una frase ambigua y seguir a desbordar los ojos al puerto.

Se hablarîa despuês de fantasmas, muy bien lo recuerdo, de dimensiôn mâs allâ de cuerpo y ôrgano, y con las caras brillantes de sudor, de carencia de techo e higiene, de cansancio acumulado a causa de horas de estar fente a la mâquina, pero siempre sonriente mi buen cômplice Belano, nos despedirîamos sin intimar un gesto o instante, nunca se hablarîa con êl de mujeres ni de literatura, mucho menos de golpes de estado o paîses onîricos o lo que es lo mismo latinoamericanos, ni de poetas muertos que lamentablemente aprenden a retornar y que husmean y huelen a los jôvenes hambrientos y hediondos de ausencia por el simple hecho de recordarse a sî mismos, de proyectarse en ellos.

De Belano es todo lo que tengo que decir, porque cuando estâbamos a punto de fundirnos en un abrazo, vino Ulises y se lo llevô en un barco disque a Tel Aviv.

samedi 7 août 2010

Jadeante.

En veces el cansancio me exime de vomitar toda la sopa de letras que mi seso digiere
rumia como mandibula de vaca, como quisiera ser una vaca, una vaca absuelta de la concepciôn de la palabra economîa, que no trabajara, que sôlo su glândula y su carne fuera ûtil, pero bueno, a veces el cansansio no me deja eructar el lenguaje gaseoso de mi croar sin canto, pero bueno, uno trabaja y se aguanta la tierra entre las manos y el sabor amargo de que nadie lo espere despuês de la jornada, verguenza me da, ganar lo que gano, si fuera justo, no deberîa de ganar ni un sôlo cêntimo, ya tengo con el sôlo hecho de mirar nuevas proyecciones que mis ojos engullen y lo que tengo dentro no puede metamorfosear, o canalizar, a causa del cansancio y el darse por vencido de esperar, en un pueblo vacîo, esperando que acabe algo para continuar con el otro vacîo, pero venga, que la palabra dinero me viene guanga, trabajo para un suenio, que me pertenece tanto como a la nina de los ojos heridos.

La volatilidad mordisqueada.

El acróbata, el héroe disidente ante los ojos del viento
Desafía los pajarracos de playa
Reluce sus millas aeronáuticas a las aves migratorias
Muertas de la envidia, rabiosas y cobardes:
Acrofôbicas arrastradas por artificie.
Me he dado a la tarea de situarnos lejanos
En la efimeridad de los yertos
Cercanos a los miralejos
A los tiempos eólicos mi amor contaminado
Pero el aire no se dopa con vacío
Y sôlo revoloteando con esfuerzo hemos conseguido
Llegar a la era del pánico añil
La era del miedo a las alturas
A las mismas alturas en que llega el salpique de la sangre
El suficiente
Para que las aves
Permanezcan el mayor tiempo posible
En el agua y el asfalto sin embelesarse
Tibias, acurrucadas.

El acrôbata planea encima de nosotros
Un espantapájaros aêreo
Que vigila
Y gambetea en la miseria de las nubes obesas
Borregos barbones
Sabios y felices
Proyectando negativos
Y escupiendo hacia la tierra
Parvadas desenfrenadas
De moléculas calladas, circenses
Como mimos parlantes
Funâmbulos y ebrios de ventisca.

Justo cuando regreses, nos arrastraremos
Cercanos a los soles carcomidos
Espirales, enredando los tornados
Descenderamos sin estrellarnos
En un tobogán invisible hasta nuestros barrios
Y de noche
Volveremos fantasmales
A dônde nunca se verân inmóviles
Las garzas entre los bajamares vencidos.

Se habla de violencia y de fuego en mi patria
Se llama a la razôn y a la vez
La carnicerîa ya no vende espejos
Y a su vez los espejos no reflejan la sangre ni los cuellos
Alrededor de 27 mil cuellos en lo que va del sexenio que se ve inmortal
Engordando como chinche sin hartazgo
Y SIGAN muriendo, mis soldados verdes del asco y del miedo
Y sigan matando la hierba que nunca concebirâ la cabeza de los mas frîos
Los mâs côncavos de raciocinio…

samedi 24 juillet 2010

Los perros Ciscados.

A Diego le golearon el alma...

Santi.




Volaban proyectiles rebanándome el hocico
Filtrado las canicas, la mirada parda, lacrimosa
De ojeras gruesas
Apiádate de mi, madre estremecida
incrustando la patas incitadas al recule
estáticas, recuerdo
sin responder al aullido oxidado
Aléjate de las palabras malditas
Perro sucio
Sintiendo en las encías el escaldar
Producto de esquirlas amarillentas
a causa de los jugos gástricos
jugos marítimos
Más allá callejeros, comprendiendo
Los dientes hechos sílabas gotosas
Cristales anidando el músculo grana de la lengua
Varando en el cirrótico lienzo de mi rostro
Entre la tumefacción de una frase cuantiosa
Y un ladrido ahogado por los gritos de ventanas
Que se retuercen como peces a la intemperie.
La parvada se olvidó de adjudicarme turbinas
Me han dejado solo en el portal molido
Mientras puños en seco rebanándome el hocico
Manoseando el lomo áspero de palabras (o ladridos)
Que aprendieron a escamar
Que se suspenden como ángulo certero,
Estoy esperando el golpe en seco de una imagen
Fisurante,
Compadécete de mí, vivípara casa antigua
Pariendo en cuanto muera
Mohosa
Olor a orina
Estoy esperando jadeante el puñetazo de la tarde
Cada tarde
La trompada justa
De palabras lloviznadas
Esquirlas que se retuercen
De estruendo
Y los peces
(Perro cojo)
Escapando a los albañales
Por medio del retrete cutre
Dónde dormito y sano parsimoniosamente
Sin prisa, sin aullido o llamada de auxilio.

mercredi 21 juillet 2010

Frotando su plumaje con las aspas dolidas.

El ave quiso fenecer rotundamente
porque oyo a la garza descender hacia el abismo
pero la muy pendeja nunca supo
que la caîda no fue de garza
sino del ângel ninfômano y marchito
en aquêl cielo fofo ateo esteril de diciembre...

Sibilino en el fulgor..

Caduco desde fecha sempiterna
sobando los lamentos abolidos
la fecha se envuelve en la maleza
en el espino falso
en la verdosa llama retocada
mientras sigo caducando
arrastrando los harapos
de codo y rodilla
por veredas
por lêgamos y lamas de dudosa sustancia
apreciables como bruma deplorable
como vida que explota entre dedos asimêtricos
de pies exhaustos
de ampolla punsante
o distancia hueca inservible
entre una isla inerte y un liliputiense inoperable
antibîpedo
que al darse cuenta de su andar en cîrculos
desiste del rojo apocrifo irradiante
Asî la noche se puebla de criatura callada
de detergente inoloro
de un êter diâfano inhabitual en las axilas
y de golpe llega el tufo de cloaca pura
de hermano moribundo en esquina nido
cuando su fisura tatua el escondrijo mas alado
en el espanto hermoso de sentirlo cerca
de palpar el pulso con chorro
el beso pulsante a flor de piel
el golpe en el bezo sorprendido.

mercredi 14 juillet 2010

Legania...

Uno se ve así mismo en el espejo suturado
Y cuestiona su cuerpo, su cuerpo laxo,
cada vello, su cuello magmático
Y recula, uno recula cuando se da cuenta
Que lo que esta del otro lado
No es más que un tenderete perfumado
Perfumado de tristeza y cobardía
Atestado de pánico, huesos
Solares, espera, lentitud,
Sí, y uno se va conforme a la cama riendo,
Reposa los ojos en vinagre,
se desnuda, diluye entre savias amargas
que empapan su rostro difuso y sueña
sî, aún sueña con tardes desplumadas
y engendra durante toda la noche
legañas que nutrirán la violencia del olvido.

mardi 13 juillet 2010

DIfuminados los silentes...

Los silencios se desprenden rumbo a tardes afiladas

c
e
n
i
t
a
l
e
s

disîmiles al vicio del vacîo por una espalda
/las reminiscencias se tinien de esferas liquidas
capaces de supurar brasas violetas
malvas jaleas en paisajes espesos
dônde el ave bîpeda se bate entre espejos
y se encrispa con el rumiar de acrobacias cînicas;
no esperarê la noche silbando
me empaparê las alas
y derramarê lo perdido
pero seguirê naufragando argumentando el grito
retumbando hasta una blanda regiôn incinerada...




Ando en los Viniedos, Haciêndolas de estêril, pero agricultor al
fin y al cabo...

Chida la banda

jeudi 1 juillet 2010

Diariecito...

Pateé al erizo, mate un insecto raro, sorbí una infusión de sombra y manzanilla, corte la núbil e irrisoria barba, me vi en el espejo, reventé varios granos, talle las axilas, mire el reloj, la cuenta regresiva, salí con cerilla y mugre a la calle, tuve ganas de circo, busque en mis bolsillos las morusas de un rostro, abrí el libro en la pagina 209 de Belano, me dio hambre en los ojos, cavile desde la nuca, me vi en el extremo izquierdo del pirata, crepité como paja de establo oxidado, devoré moluscos agridulces, quise adherir a mi pecho tumores de humo, pude ver el ocaso, abracé un cuerpo osudo y aguatado, tirité de vergüenza, implosionê desde mi tumba, me evidencie a los rojos, hierático escarbe la huracanada de la mujer prototipo, tuve ganas de circo, aceché los cinemas, bajo la llovizna me deshice con la pulpa de una tarde yerta, derrotado carcajee con la jeta hacia el olvido, me vi en un reflejo, sollocé en la esquina de un bar sin techo, adormecí desde los frisos, retorné al pantano, besé el retrato y comencé a despedazarme, apagué el neôn de la pupila incierta, tuve ganas de circo pero abrí en la pagina 14 el libro de Belano y sentí el imaginario descender bajo mis espalda y anidar durante horas giratorias en el sexo…

Traspiê.

Despuês de 3 meses llegô El Silvio y REPTANDO 3 peldanios roîdos, atravancados, me doy cuenta de la hazania, no quiero llamarle heroîsmo, ni soledad desprolija, pero no sê cômo convencerme de la noche, no he querido saber como deglutar el nocturnario europeo, pero llegô el Silvio y esa es la senial mâs descarada de que me siento ya en otro estado; voy ahora a cambiar de cartulina, tengo que seguir escribiendo, frustrândome noches enteras, voy a chambear un rato, ya hace falta poner a funcionar el bodrio que soy, conocer gente nueva, seguir hablando francês mocho jajaja, me llegô como un cabo este trabajo, recuerdo hace poco cuando leî los Detectives un fragmento de la novela donde bolano hizo algo parecido, quê bonito es vivir lo que ellos han vivido, como dice Fadanelli, Tuve que recorrer tOda Europa yo sôlo, sin dinero, pero es mejor asî, no impota, no me quejo, al contrario, vivo de la culpa, del hubiera, me encanta caminar sôlo por aquî, llevar a un fantasma con el cuello de plastico a mi lado en el tren para Bordeaux...

vOY POR UN poco de vino...

dimanche 20 juin 2010

Odio Los Gatos...




Quê va a pasar con los gatos?? que tristeza

samedi 19 juin 2010

El Baile.





Estoy cagado de los nervios, en un bar francês mâs bien para el rugby,pero que hoy se transforma en estadio, hay como 200 franceses y solamente un Mexicano, un personaje que quiên sabe de dônde haya salido, todos se preguntan, y que le grita quejândose como loco a una pantalla en donde 11 cabrones se debaten el pellejo, eso quiero pensar.

El tiempo pasa entre un partido renido, yo ya estoy que me lleva el nerviosismo, los minutos pasan lentos como gotas de veneno en la cabeza y pienso en toda la banda, en mi ninez, en los mundiales pasados, en la desgracia de nuestra historia, en la persistencia de nuestra identidad, en nuestros occisos, en nuestra pobreza, y los franceses se rien de mi porque estoy como loco gritando y termina el primer tiempo y salgo a tomar aire.

Pienso y me da la idea de que mucha gente piensa en mî en este momento sin temor a equivocarme, y entra chicharito y Mêxico ataca y entra el Cuauh y Francia ya no llega a nuestra porterîa, en eso veo al chicharito en fuera de lugar, grito, no es fuera de lugar, sigue la jugada, y sin desconfiar en que la falle, y se quita al portero y dispara y yo grito como nunca y lloro, y pienso en la familia, y en todos los compas y solo, impotente sin poder compartir mi felicidad con nadie, los franceses no lo creen, yo festejo como nunca.

Mete cuauh el penal, yo estoy tan nervioso que no siento la cara, pasan los minutos mas lentos aun, termina el partido, estoy incrêdulo, no es cuestiôn de futbol, es todo lo demâs, no es futbol lo que festejo.

mardi 8 juin 2010

Muchos no volvieron...

Pienso en Norma, aquel bosque mojado a velocidad tiritante; Norma, aquella no lejana companeria de agujero. Ella trapeando y barriendo y yo pensado lo que ella estaba pensando: un cementerio de mâquinas, una buque de carga mientras los marineros bostezaban, y yo florecîa en ella y su verguenza y su cara viviendo, viviendo como quiên espera a su marido, a la salida del trabajo debajo de un ârbol despuês de 8 horas con hambre de tiempo y darse cuenta que aûn lo espera, sin ver debajo la sombra noctura del cactus en la que ella espera...

lundi 7 juin 2010

Los techos.




Quise vertebrarte los labios, para que al morderlos, reproducieran el eco, el quejumbre de una casa de madera rechinando durante toda la noche...


Anduve perdido durante un tiempo entre calles dudosas obesas de mîstica, calles con techos curiosos, sustraîdos de cuentos raros que se me complican en los ojos, paisajes grises, muchîsimo muy grisâceos, verdes, demasiada rareza, no puedo describir en realidad esa certeza, me doy por vencido con los techos parisinos, pero vivî cosas que nunca mâs volverê a vivir; duele abismalmente crecer, duelen las orejas, los hombros, la soledad se enrancia y se satura y despuês viene la culpa de caminar en solitario sin poder compartir con nadie lo que mis pies incrêdulos raspan, lo que mi olfato percibe, ese olor que en cada ciudad desvarîa, cada ciudad contiene un olor tan pecuilar, tan preservado, eso es la que la distingue de las demâs y el de Paris es tan incisivo, tan triste, tan vacîo tambiên, pero inholoro?

samedi 29 mai 2010

Chanel 5...

Indudablemente, todas se perfuman...

mardi 25 mai 2010

Pto Agiabampo.

Maniana voy a Parîs, por eso le escribo al puberto, a ese que le brotan espinillas hasta en las caricias, al que rechazan los espejos, al que eyacula imposibles, ese que va al cine acompaniado de la sombra y entre pura sombra mataria por la incandescencia de al lado, al que encanece a los 13, a los 14 oxida, ese que mira hacia atrâs y siente un vêrtigo que espanta, aquel que a los 15 se acurruca a las 7 y despierta al otro anio con una paloma bajo el brazo y dice adiôs a sus novias invisibles y a los ninios con los que jugô a la muerte...

lundi 24 mai 2010

SB 1070





Y entonces, cuando brotaba burbujeando de mi crâneo el guacamole, supuse la salsa, la roja salsa sobre una antigua xenofobia...

vendredi 21 mai 2010

Chimuela, devorando el cempasûchil ...

Y donde deberîa haber fosfato de calcio
hay grietas metâlicas y encîas de hojalata...

II

Sonrîeme huesuda, abre una quijaca aceitosa hacia mis muertos, un espacio petroquîmico, un hueco que succione derivado del petrôleo, mûereme lentamente al no poder confesarte que he inmaculado ratas lentas desde un foso con tubos o huesos; pero yo quê voy a saber de fisura si tu mueca no empalaga, mejor abre la boca despuês de devorar el cempasûchil, siêntete en mis întimas nostalgias y câgate de la risa con los dientes embarrados de ceniza, esos labios me deberîan incitan a perder el limbo, câgate de la risa y dime una palabra absurda, similar a los pucheros de los gatos a dos horas de morder la lluvia...

mercredi 19 mai 2010

De Los Lagartos...

...Pero cuando anda agreta, va y te hace la vendetta...



No me mames la pelotas, le dije a Ludano escudriniando, y eucte penetrando el paso, incitando el derrotero, extâtico desierto del sucida...

I

Situemos la lengua del lagarto, la cava, la caverna, a tres metros y medio del incendio; hay una soga iracunda, un troncho que tergiversa las ôrbitas vacîas de un octubre raîdo por graznidos de morbo, un lâtigo que cuelga del cielo, ponzonioso, un dios lamentable, impotente sexualmente cribable, y ahî, casi vehemente, traslûcido, clarividente, iridiscente como un bûfalo policromado, el cuerpo hermoso, con aorta estupefacta, semidesnudo, goteando laxo noctilucas por las muecas prefabricadas ante uranios moscovitas; Pero hay algo, algo me habla por sus muslos, una boca enllagada que exhala gemidos a los sordos, esas rodillas latiendo y agonizando, prôximas al ûltimo ladrido, similares a los perros polvorientos y a los gallos que gimotean a los fantasmas extranjeros, extraviados en un rancho que incita al olvido, y que me dice desde la linfa prosigue rebotando en sus arterias semisecas, aclimatadas, evolutivas velozmente a un paso desenfrenado de sequîa carroniera, con pâjaros disecados en el alambre de cualquier obituario, como labios con pûas, labios atrincherados, otros mâs bêlicos, arcaicos, secunmundialmente mutables, de color avinagrado, rancios pero meciêndose sin prisa, a sabiendas del dîa en que dejarân de fermentar las crinas, las alas y las nalgas del tiempo del ti y asciendan cenitales al llamado de mis lenguas de pâramo
(sedientas todas las atômicas cosas)...

jeudi 13 mai 2010

Soa

La belleza asquea;
hoy debo reciclar la retina
ensangrentar rostros
las côrneas lentas
las cuevas de oruga
el acnê de mariposas
que revolotean en espirales cobardes...

dimanche 9 mai 2010

Salpique


jajajajajaj

que cagado se miran desde acâ las pitayas

pinche pais bizarro

jajajajaja


bueno pues,

aquî dejo esta mamada

















La entrania roja, mîtica por tierra dentro


la linfa


late


pero no de aquî


sino del sacro amargo del destile


gotoso


pueblo gotoso


gotoso
o
o
oooo o


destilas sangre tierra amarga


y acâ no hiedes


prosaicamente...








Lamî con los codos las pitayas


guardenme unas pal siguiente continente...

dimanche 2 mai 2010

EL BUEN MAX, GRACIAS ¨PINCHE DAVID"

NO VENDRÄ NUNCA,


Aleja un dromedario del desierto




***MAX ROJAS(Ciudad de México, 1940)



ELEGÍA COMO GRITO PARA UNA TARDE DE DICIEMBREA
María Elena
ALEJANDRA

CONFUSO

LEAN TODO POR FAVOR
Desbaratado el grito, el silencio que cruje en la escalera,el sonido que llega de repente para decir no hay nadie,nadie grita tu nombre, nadie te espera, nadie caminapor la calle recogiendo tu sombra partida en pedacitos,tu esqueleto partido en pedacitos, nadie te extraña,puedes echarte a caminar mascando tu tristeza,puedes perderte para siempre en tu tristeza,nadie grita tu nombre, nadie te espera,sólo el silencio que baja y te destroza,sólo el silencio que baja y te aniquila,el sonido que llega de repente para decir no hay nadie,nadie camina desde la oscura zona del derrumbe,nadie te espera, di buenas noches, estoy triste, busco a Elena,la he buscado en todas las grietas de la tarde, no la encuentro,estoy palpándome ceniza y no la encuentro,busco a Elena, no vendrá nunca, dile que venga, no vendrá nunca,llámala hasta que el musgo te nazca en la garganta,llámala hasta que tu garganta sea de musgo, no vendrá nunca,di su nombre, repítelo hasta que la lengua se te caiga,repítelo hasta que los dientes se te caigan, no vendrá nunca,sólo el silencio que cruje en la escalera te acompaña,el sonido que llega de repente para decir no hay nadie,nadie te espera, di buenas noches, tengo miedo, busco a Elena,puedes echarte a caminar buscando tu tristeza,puedes perderte para siempre en tu tristeza, no vendrá Elena nunca,di su nombre, graba en la noche su perfil de sombra,su rostro de neblina, su cuerpo sepultado en caracoles,di su nombre, repítelo hasta que los dientes se te crujan,clávalo en tu memoria como una enredadera de moluscos,di su nombre, guarda lo casi nada que te queda, el último sollozo,el recuerdo como una abandonada calavera, el llanto en pedacitos,pregunta por Elena, desbaratado el grito,desbaratados tú y tu sombra que se hunden bajo el grito/crujiendo en la escalera,el sonido que llega de repente para decir no hay nadie,sólo tu soledad que llega crujiendo en la escalera,no está Elena, besa la oscura zona de sus labios,no está Elena, muerde su sombra fría, no vendrá nunca Elena,seguirás esperando, seguirás caminando su oquedad con los dedos,seguirás consumiéndote en tu furia, no vendrá Elena nunca,recoge su tristeza, envuélvela en su grito,dile que busque a Elena por las calles,dile que llame a Elena en las esquinas,no vendrá nunca, seguirás esperando,seguirás caminando los muros de la noche,seguirás destrozando las paredes del sueño,di su nombre, repítelo hasta que el miedo te derrumbe,no hay remedio, bajarás con tu sombra al fondo de la tarde,beberás en la tarde del grito que te ahoga, desbaratado el grito,el sonido que llega de repente para decir no hay nadie,no vendrá nunca Elena, desbaratado tú y tu cuerpo, no vendrá/Elena nunca,sal a la calle y grita, búscala en donde sea,rompe las puertas, destroza las ventanas, derriba las paredes,no ha venido, pregunta a los que pasan, no ha venido,asómate al espejo, Elena, ven, gritando al borde del espejo,no ha venido, seméjate a su sombra, parécete a su ausencia,no vendrá nunca, todo duele, nada importa,desbaratado el grito, el sonido que llega de repente para decir/no hay nadienadie camina subiendo la escalera, no vendrá nadie,sólo tu soledad que sube crujiendo a tu esqueleto,sólo tu soledad crujiendo en tu esqueleto, desbaratado el grito,desbaratados tú y tu cuerpo, y el grito con que gritan,mira tu cuerpo que se hunde en el espejo,mira tu cuerpo que se hunde tras tu grito en el espejo,entrarás al espejo, seguirás a tu cuerpo que se hunde/tras su grito en el espejo,te hundirás tras tu cuerpo y tras tu grito en el cuerpo de Elena,/oculto en el espejo,volverás del espejo con el cuerpo de Elena metido entre tu cuerpo,ámala y sálvate, ámala y quiebra tu alarido, no vendrá Elena nunca,seguirás esperando, seguirás escarbando entre la noche/en busca de su cuerpo,no vendrá Elena nunca, quedarás para siempre roída la conciencia,amargo el llanto, fúnebre el recuerdo, no vendrá Elena nunca,sólo la sombra de su sombra habita en el espejo,sólo la sombra de tu sombra baja crujiendo la escalera,el sonido que llega de repente para decir no hay nadie,no vendrá nadie nunca,puedes echarte a caminar mascando tu tristeza,puedes perderte para siempre en tu tristeza,nadie jamás te llamará en la noche,nadie jamás recogerá tu cuerpo partido en pedacitos,tu esqueleto partido en pedacitos,desbaratados tú y tu calavera abandonada,un sonido de luna se derrumba, un sonido de espanto se desploma,vete por el espejo, Elena, ven, gritando en el espejo,ámala y sálvate, ámala y quiebra tu alarido, no vendrá nunca,ámala y húndete en la furia, no vendrá nunca,desbaratados para siempre tú y tu cuerpo,desbaratado el grito, el silencio que cruje en la escalera,el sonido que llega de repente para decir no hay nadie,no vendrá nunca nadie,y cerrar esta puerta.EL TURNO DEL AULLANTEA Lourdes y Antonio GazolLo furioso, lo verdaderamente animalque me sostiene, lo que me guarda en piecon el rencor crecido, esto como de hueso,como de dientes que se muerdendespués de haber mascado el polvo,esto de sangre, esto de grito ahorcadocomo un aullido en la garganta,esto como un muro, como un sollozolargo de noche sin hogueras, lo animal,lo verdaderamente bronco que me duele en los ojos.Dije que el mar es algo así como esa diaria muertede mi cuerpo. Hoy me sale lo broncoy me revuelvo, hoy me sale lo heridoy me desgarro –perdón por esta formade amargura, pero es que hoyde muy adentro me sale lo animal desbocado,la verdadera furia que me empuja:esto de maldecir espinas por la bocalo formalmente triste,lo exactamente amargo como el llanto.Ahora me vuelvo y me despido y me regreso.Voy a buscar mi sombra entre la sombra,porque mordí sin tiempo un corazón de niebla,y lo bronco,lo verdaderamente animal que me sostieneestá dolido.VHoy tengo que saber algunas cosas,averiguar ciertas costumbres de las aves,ciertas maneras de la tarde que no entiendo.Debo saber -es un ejemplo- aquello que conciernea las personas a la hora de la lluvia,su modo de perderse entre la niebla, su tristeza,su nostalgia sombría como el viento;quiero saber, también, las causas de la muertedel erizo, su manera tan fiel de arder a solas,su sollozo;después, tengo que averiguar algo pluvialque llega en las palomas, algo que duelealgo que suena hueco y sabe frío:un caracol que se hunde en un espejo y un lamento:la destrozada forma de un rostro que me escalday todo aquello:el hosquedal de pájaros que empieza,el viento en la ventana dando miedoy esta manera de llover que parte el alma.
(de “El turno del aullante”, 2003)


SOBRE CUERPOS Y ESFERAS(cuerpos dos)Fragmento

Sorber la médula espinal a grandes lengüetazos,hecha jugo,vorazmente,beber a esa mujer hasta que no le quede nada adentro,vaciarla toda ella ferozmente,apetecerla hasta que sea una flama y queme todoy ardan los territorios de la noche y arda ella,grave y seria,desgarrarla muslo a muslo ávidamente,desesperadamente,líquidamente convertirla en líquidoy hundirse en ellay morderla todo y convertirla en nadapero en nada hirviente,viva,amor en lo absoluto,vorazmente mordisquear muslos y nalgas,pechos,labios,a grandes dentelladas,lengüetazos recios,a puñados-náufrago,tremendamente quemazón bajo la luna,terriblemente luna en quemazón ardiente,ferozmente apetecer la lunay chamuscarse.(de “Cuerpos”, 2007)

Pelar las peras sobre las espinas del pescado, como dice Lobo Antunes.










Recuerdas las tardes plomizas en que îbamos al teatro??



Yo sôlo recuerdo los pucheros del ocaso


y el troncho fascinado, tan nûbil, Alejandra


a unos cuantos centîmetros de tu pubis


y las calles de guanatos


mojadas


(son tan injustas estas tierras; llueve sin intento por oler mojado, a lêgamo esôterico)


y despuês eructando, repleto, el camiôn desenfrenado


camino a tu casa, las farolas apresuradas de R. Michel desistiendo


y de pronto la enigmâtica ausencia de tu casa


los ladridos, los gemidos


despuês tu padre hacia el trabajo


saludos distantes


los besos callejeros y las ratas de testigos


las banquetas, las lluvias


los indigentes durmiendo a la vuelta


cômo decirte que extranio todo eso


que darîa varios euros


por retornar a tus axilas


a las secas hendiduras de tus labios implorando mi saliva


y por cruzar de nuevo el parque de tu b maldito barrio

con el que el suenio sin paz


al que siempre recurro cuando me cago de soledad


acâ, sin freno, sin madre me me ponga una sarta de consejos


para mi bien, pero feliz de no rozar otra vez tu sexo


grotesco por sanar, por enesima vez un mûsculo terrible y sangriento


similar a un bolso henchido lleno de tripas con recuerdos cancerosos...




PERO al final uno termina mojado

exhausto de decrêpitas meridionales

y de atrocidades litarales...

NETA QUE atrofia tanto leer a Lobo Antunes

y mâs aun cuando uno platica con los cactus que no existen

y los agaves fibrosos despuê sde haber comido aire y tomado vino

hasta el destierro

con argelinos y princesas marroquîs desterradas...

Tengo que dejar por un rato tus trazos

tengo que dejar de insistir tras los destellos sin descanso

tengo que hurgar y deshebrar el tiempo y la membrana

repite mil veces tu sonrisa, Alejandra:

"nunca te supuse tan maldita"...

jeudi 29 avril 2010

Ventosa.





Y pasada la felonîa, uno camina succionado por el mundo

con paso de furriel atâvico
creyendose el almîbar

el punto G de cualquier paquidermo.

Pero deveras, deveritas

hay que tener ovarios de elefanta

realmente

para lamer sin asco la vulva putrefacta de noviembre

y de paso

sin escaldarse el dorso

sin espinarse la lengua

atreverse a acribillar una bôveda violada por cualquiera

un globo que desciende en una corriente diurnamente mortuoria

friolera, lamentable, semicômica...

mardi 20 avril 2010

Traslucirse Trastocarse.

No a ôrbita oceânica
ni la baba salada supêrflua
viscoza entre dos cuerpos que se anioran.
Refiêrome a lejanîa molecular
al exacto tegumento entre morrinia
y el asir hombros eôlicos, incoloros...

dimanche 18 avril 2010

No escatimar la sombra...

Hay sôlo dos formas de dinamitar el vacîo, esa oquedad con la que suenio, la que rehuye de mî como gotita de mercurio si oso con masturbarla, la que no tiene espalda ni fachada ni culo ni carnes que tremulen como un costal de papas, ese hueco torâcico regresando a casa a las 6 de la maniana pateando al erizo y espinândose de lengua, esta mierda de existencia de medusa tiritante, êstos mis cuerpos rotos sinietros a mis costados, los occisos hambientros de mi descendencia, las tardes en que la muerte no ha venido a preguntar.

Se me perdiô un fragmento de sombra, hoy descubrî con ayuda de falsas olas y farolas imprecisas y el pavimento con sus cadâveres kilomêtricos aturquesados;era ya mortuoria matinal, despuês la sombra ya no existiô, por eso me dolieron tus dîas, y quise dormirme en la tumba del topo, buscar un cuerpo fresco, un ûtero côncavo dônde poder dormitar por varios siglos y soniar con tu rumiar inmarcesible antes de despertar cuando las cresas degluten el tiempo, encontrar el eco palmîpedo, dônde los litros de luz ya no desgastan la fealdad, donde quiza soy guapo gracias al abismo, dônde una locomotora no rompa los cristales empaniados de mi rostro, dônde no se vengue tu quijaca de mî al haberte abandonando en el limbo de nuestros pûtridos suenios.

Confieso tambiên, que se me perdiô, no supe cuando, la mêdula, el extracto concentradîsimo de mujer pero no sê si recuerdo, alguna playa, quizâ Carcavelos, y yo cambiândo tu sidra por unas turbinas inservibles y una botella de orujo a un teporocho lisboîta, quizâ argelino o desterrado del infierno... ya no pude tocarte en el aire, no he podido desde entonces dormir sin tener la pesadilla de no soniar con nada que no valga mâs que la ausencia, esa ausencia que hiela chamuscada pero no la ausencia perfecta, la que hace fantasear a los panteones, si no la ausencia puta vieja intermitente que trabaja toda la jornada y no descansa la culera.


tAmpoco vayas a regresar, que asî me duele la nuca placenteramente


cran al alacrân banda.

vendredi 16 avril 2010

Acerca de los blâncos tulipanes.


Puerca inmaculada en primavera
no chilles amorosa
quê finar es gambetar y rechinar hacia la brama.
Lumia bodrio
creaciôn cirquera de ludôpata encefalia
no me tientes cuanto te escupo sin decirte te amo
que a todos nos fascina el exterminio
y tu darîas asteriodes por el vâstago que soy.
Y quê prohiban el aire amor mîo
âtomo malcriado de mis înfimos brebajes
valquiria cirquera no revientes todavîa
dêjame chupar tantito el cachibache
ese felino loco de mirada lastimera
todavîa no implosiones tîsica dermis
coraza de armadillo
dale impunidad a mis ojitos majareta
y felatio serê quizâ para ti maniana.
Y quê prohiban el aire carne de antier
y dejar de respirar el olor del esperma
mis pulmones.
Pero no pânico mi amor...
...Morir es igualito a eyacular sobre tus flores.

jeudi 15 avril 2010

Je suis Perdu.





Tragan a la 1 los franceses, y cavilo acerca de lo mâs cerca que he estado del origen, y es irrisorio y carcajeable, acâ lo mâs cerca que he estado de Mêxico ha sido un limosnero en acciôn y yo rifândomela tocando en la calle unas rolas del Kristos y aniorando, sî, es de grandes aceptarlo, pero aniorando de una forma parsimoniosa y fluida, como ciuanuro deslizando por un esôfago expectante, algo asî...
Tengo que irme a lavar, quitarme algunos besos con alcohol que no se desprenden, todo ha sido mâs aventurero, estoy logrando lo que hace mucho no lograba, esa virtud exacta de tener incertidumbre pero de ser feliz y no saber de donde llega, no hay origen, ni ausencia occipital...
hOY NO ES DIA INTELIGENTE Y NO SË IR MÄS ALLÄ,,, DIJO EL GRANDE, jajaja, ustedes saben entender.

vendredi 9 avril 2010



Frustrado, hiperestéril, la hoja en blanco, los sesos desparramados entre gramos de cianuro y monocromos, vine a eso, y babas de tinta intactas y exasperado y ansioso y el agua no refleja nada y climas donde solîa estaxiarme ahora me cansan y la punta de grafito fusiforme, extraniamente picuda, y los retratos agrietados no plasman la violencia del vidrio como suelen hacerlo y necesito aire e hidrogenizado, ahito de atomo frustado, casi buscando en un diccionario de metâfora y de dibujo loco lo que tengo que escrutar, necesito algo, la mecha que prenda este incendio que quemarâ dîas, mounstros que no quieren dejar de sangrar, que cremen cuerpos y de sus favilas broten letras, la estructura de posibilidad infinita, conjeturando lo que quiero bramar, y a la verga la poesîa, es demasiado compleja cuando se quiere escribir con neurona, uno piensa mejor con axila, con los huevos, pero hay una oquedad en todo esto, una ausencia cubica, que no autoriza la baba caûstica que tanto me etiqueta y que en veces fluye como desde una ignea herida a lugares imaginarios donde el veneno para ratas exquisita...

Hay mil preguntas al aire, quê deberîa de hacer, porquê chingados se traban los dedos y son tan lamentables los intentos, pero verê que puedo hacer, este momento es tan divertido, verme desde afuera relajado y yo entre el desespero, por eso son hermosos los espejos, jajaja, pero pronto sale algo, yo lo sê, pero preguntas represoras del tiempo, pero alguien me puede contestar algo: cômo es que un poeta puede, chingados, escoger la primera oraciôn de su palabrerîo entre tanta efervescencia de frase y de imagen en sepia????

mercredi 7 avril 2010

La Pulga


Ver cômo la defensa del arsenal parece eternamente lenta a tu lado, bailando sobre la verde felpa como patinando sobre hielo, faltândole el respeto al futbol de Mêxico jajaja, un deleite, asi de simple, dificil describir lo que causa tue soberbia forma de demoler la rutina, sacar el coraje entre los dientes de sabe quê cosa, un reflejo latino de esa picardîa que nos sella, esa irreverencia capaz de eyacular sobre un campo de juego, llegar al punto maximo de un orgasmo visual es desbordar por los ojos litros y litros de lâgrimas con esperma, gracias por el nûbil comienzo de un crack, que igual y no sorprenderîa que de la noche a la maniana se viniera abajo tu falta de juego y no quede como un simple recuerdito, pero no, de eso estoy seguro, lo que pica, esa sensaciôn ansiosa es la que vale, esa utôpica imagen de que dios resuscitê algûn dîa, algunos dijeron que dios es argentino... yo digo que dios no existe, pero creo, fanaticamente cegado, en la canônica sonrisa despuês de un disparo incrustado en el vêrtice lejano, o en el dibujo ovalado, del mundo, las tetas de esa chica con forma de balôn y las piruetas casi aêreas, flotando por la alfombra como santo por su casa, pero hay certeza en algo, esa certeza cuâl impronunciable, de que estamos ante un humano colosal, pero un humano, jajaj. Repito, gracias por tu forma de deshacer la tristeza, para el mundo es un regalo impresionante en estos tiempos bêlicos y crueles; esto hay que festejarlo seniores...
POSDATTA: Cômo va a ser un deporte el futbol???por dios

lundi 5 avril 2010

Turbarse imaginando el desierto.



Hay que transgredir la palabra, romperla con un bat como desbaratando la cêrvix de un lagarto invertebrado y que rueden las sîlabas por las escaleras y luego despuês enseguidita demuelan los nosocomios dônde accidantadas y amorfas y viejas oraciones dormitan felices...

Hay que violarla, vengan las felaciones en revolvidas lenguas....poesîas uy uy uy

Ganaron las chivas.

vendredi 2 avril 2010

Fado.

A gatas fenezco esquivando
hûmeros, falanges, pelos, moluscos.
Al tendedero el cadâver
y que trepen a por sesos las hormigas.
A orear las esquirlas, espejos, colchones meados.
Tras las cuatro de la tarde
de cualquier mutante
huevos y cigotos de serpiente
morusas de una lâpida volâtil
sobacos alfa
tristezas anticonceptivas:
paidofilia inmaculada de nuestro senior de los cielos transexuados.
La ûnica mujer que me ha querido
es el pulpo cercenado con las costras purpûreas
Lâ ûnica mujer que me ha violado
agoniza y desfinfecta el color de mis occisos.

Huele a leche y a sangre
el ocaso de mi ninfa.
Dicen los doctores que hace falta un suspirito de aquelarre...



jeudi 1 avril 2010

Dipso.

Las laganias, los efluvios mattutinnos y algo agreste entre las ingles, constipaban las tripas diurnas de los suenios.

Descubro que el dentîfrico sedimenta las tristezas molares; debo reconocer de la nostalgia, que asquea un poco cuando se sostiene la sonrisa del lado derecho del pecho y del otro una bomba lubricada con alcohol y adrenalina.

No es lo mîo la curda (repito tres veces), y vueltas y vueltas y pirado soy un loco mundano introvertido que difusa abubillas y moldes estigiformes.

Âmole al cotorreo...

mardi 30 mars 2010

La inasibilidad de los rostros.



Fuera, de a poco, los dientecillos de la lluvia disolvîan de la tarde el malva. Se trataba de rostros, del fusolir cigotos de Tlâloc por los hombros y el croac de los topos atômicos, lodazales, las moscas, las facciones antropoêxodas, imaginarios y demâs.

Fuera, oscilaba un nûbil plenilunio a cântaros etêreos & irresistiblemente plexos rigormortiseando, corrorîan y corroîan y el mundo que en su paso efîmero octaeyaculaba, quizâ multiorgâsmica giganta de pubis ladillero e imaginaba piêlagos oscuros como la noche que adereza un ombligo que conduce al ûtero donde duermen tres lagartos y una flor amorfa.

Despuês de que las cresas carcomîan sin tregua tus arterias, y tus cartilagos alimentaron el lêgamo en el que hoy gravito pero blando, supe guardar silencio y atanier a la muerte y torearla cada noche como el rey del celibato desvistiendo a una mujer en huesos y conferirle mûsculos agrios y chuparlos por pura maldad y dejarla encendida como el magma en las ôrbitas de un brujo ciego.

Fuera, las efervescencias estremecîan, atonitamente, los anteojos y veîa blancuzco un vientre sin opciôn a olvido altamente elêctrico y despuês arreciando el frenesî de los ahogados el rîo laxo, fofo al bailable de noctilucas densas y no supe contenerme, era tanta la brutalidad del mundo que me apresurê a tirar las gafas en un contenedor para desechos preferiblemente inolvidables y ahî estabas, desecha, partida en 3 esquirlas convexas al brillo inûtil de esta insîpida ciudad que nada tiene que ver con besos sonoros o lâgrimas policromadas y/o monstruos alelîs y anochece y veo zapatos extraviados y cuellos y hombres sin anteojos pero anteojos sin hombres tan sôlo veo en el arreflû debajo del puente uno sôlo a punto de vomitar eôlicos silencios.

Ahîto del hedor a muerte.



Hasta el culo del hedor a muerte que juro que llega en tufos secuenciales; no puede ser posible tanta masacre de civiles auspiciado por el Gobierno Federal y su guerra contra el narco, por favor, a quiên quieren enganiar, dejen ya la puta hipocresîa, es indignante el manejo de los medios (Telerisa y Tv Azteca) pero considero, aûn mâs irrisorio y a la vez colêrico, ver al puto bodrio de "GomezPunk" a lâgrima de cocodrilo, implorando mâs piedad que perdôn y al fin al cabo con la incredulidad entre las sienes, los dientes y la cara mâs cînica, con tîpico semblante de polîtico asesino. La gente no es pendeja; ya dejen de avasallar al pueblo con su espêctaculo circense que sigue germinando el pânico y la muerte, deja ya? Fecal, de ser el asesino cerebral de mi pueblo, primero Juârez, Durango, serîa divertido verte gimotear por un hijo...







lundi 29 mars 2010

El otro mundo no es nada del otro mundo...

He visto tambiên, famêlicas, aquî, las olas y los lobos vetustos por el rîo; angustias filereadas como entranias o anfibios molturados en asfaltos, es cierto, mâs digamos dignos, pero nunca de la calania del hermoso chapopote que mi patria exuda como plasma que desde acâ duele y oxida las ôrbitas inescrutadas.

Hace poco mâs de dos horas (quizâ dos lustros o una morusa) mamê dos kilogramos de imagen de mujer, mamê pus o no recuerdo si era pulque de una glândula extirpada y mis manos eran pulpos enemigos de una arruga en el espejo del agua y la lengua una oruga ronroneando vîa subcutânea; ocaso serâ acaso serô, la puritita extranaciôn del mtetamorfoseo liviano del recuerdo marchito ....????

Habrâ que adaptarse al intento impronunciable de las aves; habrâ que arrancarse de una vez por tochas, el sistema nervioso y dejar en vinagre por un rato, dormitando, fûrico, el hipotâlamo...

Lo que Rasga.

Lo grotescamente lamible
lo cribado de unos labios extenuantes
lo sáliva tóxica de venas atisbadas de arreboles
lo que brota y brinca
lo más elemental de los ahorcados
lo infierno que enerva tísicas pululas
lo succionar entre jaleas enemigas y magras
lo de babear linfas por cuencas casi grutas
lo crispadable tras salpiques cáusticos
manchas y manchas de eneros mojados, tibios
labisantes lepurinos, malabares.

dimanche 28 mars 2010

Toulouse: Extrapolaciôn.


Quê busco en los teclados con sîmbolos extranos sin enie y sin acento y el sentido de las palabras revuelto, disîmil a este paisanaje tan dêdalo?
No lo sê; huele a trabalengua y sonido gutural estremeciendo oîdos. gggggg
Sê de francês lo mismo que un pirata virando en el desierto del tacama, inextrincable pero divertidîsimo. Creo estar preparado (despuês de tanto putixôn el pasado anio), esto es pan comido mis queridos amigos, no os procupeis con demasîa.
Duele la huesera aûn por el fly y los axiones no son generosos; hay algo detrâs de las pupilas asombradas que efervesce y quema y estâ trillado por brotar.
Vine de tan lejos, a buscar a alguien (un clochard; un bûfalo iridiscente; una sirena sin tetas) que en un suenio me susurro la melancolic necesaria para incubar el poemario que busco desovar...
Voy a ver si ya puso la puerca....