vendredi 2 avril 2010

Fado.

A gatas fenezco esquivando
hûmeros, falanges, pelos, moluscos.
Al tendedero el cadâver
y que trepen a por sesos las hormigas.
A orear las esquirlas, espejos, colchones meados.
Tras las cuatro de la tarde
de cualquier mutante
huevos y cigotos de serpiente
morusas de una lâpida volâtil
sobacos alfa
tristezas anticonceptivas:
paidofilia inmaculada de nuestro senior de los cielos transexuados.
La ûnica mujer que me ha querido
es el pulpo cercenado con las costras purpûreas
Lâ ûnica mujer que me ha violado
agoniza y desfinfecta el color de mis occisos.

Huele a leche y a sangre
el ocaso de mi ninfa.
Dicen los doctores que hace falta un suspirito de aquelarre...



1 commentaire:

  1. El progenitor del papá de todos es devastadoramente rebuscado.

    RépondreSupprimer